LAS MASCARILLAS: UN COMPLEMENTO QUE LLEGA PARA QUEDARSE (DE MOMENTO)

Cuántas veces hemos escuchado en los últimos tres meses: “Espera que me olvido la mascarilla!”? Y es que todavía nos estamos adaptando a esta nueva normalidad, a pasear por la calle y extrañarnos de ver a la gente con mascarilla, una situación que se escapa de lo que antes era nuestra cultura. 

Ahora sustituimos los besos por codazos y las sonrisas por las miradas, algo a lo que nos tendremos que ir acostumbrando con el tiempo. Queramos o no, y por la protección y salud de todos, la mascarilla es el nuevo complemento de nuestros días, o al menos de momento, y como cualquier complemento, a pesar de que este es primordial para la seguridad común, lo hay de múltiples usos y formas. 

Como todos sabemos, asegurarte de que la mascarilla que llevas está homologada y te protege a ti y al resto es lo más importante, más allá de la estética o de la forma que mejor te sienta. Está claro que todos buscamos comodidad y más cuando se trata de algo como que podamos respirar bien, es por eso por lo que te aconsejamos que las dos cosas que tengas en cuenta a la hora de comprarte una mascarilla sean: seguridad y protección y que sientas que puedes respirar de forma normal. 

Más allá de lo que todos sabemos por lo presente que está ahora en nuestras vidas también nos interesa buscar la funcionalidad. Si puedes tener una mascarilla homologada, cómoda, reutilizable y además de todo eso, reversible y bonita, mejor que mejor. Por eso queremos recomendaros las mascarillas que tenemos en nuestra tienda de la marca Ferchi y que cumplen con todos los requisitos. Te aseguramos de primera mano que son comodísimas, puedes llevarla horas sin casi enterarte, lavarlas hasta 100 veces y están fabricadas con telas especiales que las hacen suaves y que no dañan la piel. 

 
 
mascarillas homologadas

 

Hablando de comodidad, todos sabemos que no es demasiado cómodo sacarte la mascarilla para comer en un restaurante, meterla en el bolso y tener que volver a ponerla a los 20 minutos, a parte de que en muchas ocasiones no tenemos un lugar adecuado donde guardarla con todas las medidas de higiene. Por ello, de la mano de las mascarillas y como uno de los mejores inventos para la comodidad de este complemento, vienen los cordones cuelga-mascarillas. 

Creednos cuando os decimos que es el mejor invento, te sacas la mascarilla y cuelga sobre tu cuello, dobladita, por el tiempo que puedas no llevarla, no se te olvida, no se pierde, no se ensucia, algo que para nosotras ha sido todo un descubrimiento!. Te invitamos a probarlos sin duda.

cordones para mascarillas homologadas

Como ya hemos dicho, todavía nos estamos adaptando a esta nueva normalidad y hay que aprender a vivir con ello, siempre con seguridad, higiene y precaución común, por el bien de todos, y como decimos en Galicia: con sentidiño!.

 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *